Saltar al contenido

Aprende a Decorar tu propio estudio con estos consejos

Decorar tu propio estudio

¿Trabajas desde casa y quieres decorar tu propio estudio de trabajo?

En la actualidad, existe poca demanda de trabajo fijo dentro de las empresas de cualquier parte del mundo. Muchas de estas han optado por contratar freelancer para la realización de proyectos o actividades del trabajo pero, desde la comodidad de tu casa. 

Existe una probabilidad de que los primeros trabajos que realices sean desde tu cama, sofá, comedor o incluso tu sala, pero con el tiempo te darás cuenta que no es la mejor opción de trabajar debido a que no dispondrás de todas tus herramientas de trabajo al alcance de tu mano.

Aunque no lo creas, la creación y decoración de tu propio espacio de trabajo, te afecta de manera directa ya que, cambiará tu estado de ánimo, productividad laboral, te hará sentir cómodo y feliz. A continuación de presentamos 6 opciones de decoración que debes tomar en cuenta al crear y decorar tu propio estudio de trabajo.

Utiliza objetos para separar tu zona de trabajo

No importa donde se encuentre tu estudio, sea en tu casa o en tu oficina, es ideal delimitar tu espacio de trabajo. Con esto no queremos decir que, debas construir una pared, pero puedes usar objetos que te ayuden a delimitar los diferentes espacios a tu alrededor, pueden ser muebles, jarrones, mesas, estantes, una planta, entre otros. 

Decorar tu propio estudio de trabajo Jugando con los colores

A la hora de decorar, el color que elijas te puede ayudar a brindarte una sensación de comodidad en tu espacio de trabajo. Escoge colores neutros o claros para una sensación de amplitud y confort. Los colores oscuros, como el negro o el gris son ideales si lo que quieres transmitir es elegancia y comodidad. En cambio, si eres una persona atrevida, puedes elegir colores fuertes y brillantes. 

Recuerda: Te recomiendo visitar el artículo Crea tu oficina en casa

No hay un color indicado a la hora de escoger ya que, el gusto personal de cada quien juega un papel fundamental en esta decisión. Lo importante es elegir un color que te transmita calma, comodidad y confort.

Toma en cuenta la iluminación

La iluminación en tu estudio de trabajo es de suma importancia debido a que te permite tener una visión amplia de tu espacio. Lo ideal es tener una ventana lo suficientemente grande para que entre luz natural y colocar el escritorio lo más cerca posible pero en caso de no poseerla, hay que tener cuidado a la hora de escoger la iluminación y su ubicación.

Recuerda: Te recomiendo visitar el artículo Sala pequeña moderna

Una ventana muy pequeña en un espacio muy grande te hará sentir, además de poder dañar nuestros ojos, falta de iluminación y unas luces muy potentes en un espacio muy pequeño, te puede causar calor. 

Lo ideal a la hora de crear y decorar tu estudio de trabajo es buscar el perfecto equilibrio entre el espacio y la iluminación. Y en caso de necesitar más luz, puedes agregar un flexo a tu escritorio.

Coloca y decora con Muebles a tu estilo

Los muebles son necesarios para tu espacio de trabajo, independientemente del estilo que te guste necesitas una serie de elementos indispensables para tu estudio. No pueden faltar un escritorio, sillas, organizadores o estanterías. 

Cuando tengas que adquirir un mueble, elige el que sea más funcional y el que más se adapte a tu estilo, por ejemplo:

Si lo que quieres es sentir paz ¿Qué mejor que el estilo nórdico para esa atmósfera de aire fresco que tanto necesitas? En cuanto a muebles y accesorios se refiere, se busca la sencillez: líneas rectas y curvas suaves para así darle el toque ‘minimalista’ que lo caracteriza.

Lo ideal es armar un ambiente espacioso, práctico y funcional con pocas piezas pero con sentido.

En cambio, si lo tuyo se inclina un poco más hacia lo moderno, este tipo de decoración se basa en la conjugación de distintos elementos caracterizados por accesorios de líneas amplias y rectas de cobre o latón para aquel toque actual o contemporáneo.

Puedes añadir jarrones, plantas y lámparas. Recuerda que este estilo no tiene un orden en específico

Plantas como elemento fundamental

Pasamos muchas horas al día trabajando dentro de cuatro paredes y las plantas pueden ayudarte a convertir tu espacio en un lugar alegre y acogedor ya que, se adaptan bien a vivir en esas condiciones y necesitan poco mantenimiento o luz solar. 

Una idea impresionante es integrar macetas en tu escritorio, no para que sean solo macetas, sino para que formen parte de la estructura de la decoración. Podrás respirar un aire más puro y sentirte conectado a la naturaleza, lo que te ayudará a la concentración, a desarrollar mejor tu creatividad, limpian, oxigenan el ambiente, reducen la electricidad estática y ayudan a promover la calma. 

Te recomiendo elegir crasas y cactus, ocupan poco espacio y necesitan poca luz y agua y además te ayudan a reducir la radiación producida por los ordenadores. 

La pared como tu mejor aliado

Si en tu estudio de trabajo cuentas con una pared amplia, puedes colocar repisas altas, estas te ayudaran a organizar mejor tu espacio de trabajo y puedes agregar también pequeños elementos decorativos, como portarretratos, plantas o incluso recuerdos de algún viaje. 

Otra idea muy original es agregar una pequeña pizarra de corcho o pintar un pequeño espacio con pintura de pizarra. Es un clásico y la opción más versátil, es fácil de instalar y mantener. Puedes usarlo para anotar recordatorios, un rincón de arte para los niños o asuntos importantes.

Estas pizarras suelen ser de color negro para que puedan destacar dentro del espacio. 

También puedes agregar fotografías de tus viajes o tu familia en marcos de madera finos, fotos en blanco y negro o incluso jugar con los colores de los marcos, como por ejemplo, el dorado y el azul para una sensación de elegancia.

Si tu estilo se inclina más hacia el minimalismo, un cuadro es el ideal para ti. Puede ser una fotografía grande, un cuadro o una obra de arte, lo importante es adornar esa pared vacía con estilo. 

Si quieres decorar más tus paredes, puedes agregar vinilos a la decoración. Son fáciles de colocar, económicos y se adaptan a tu estilo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)